imagenes-mosquito-dengue
Sanitaristas resaltan la importancia de “no desfinanciar al Estado y tener más políticas para atender epidemias”.

por Marielena Cabrejas

Primer caso de zika de contagio autóctono: se informó oficialmente que un hombre que volvió de Colombia con los síntomas de la enfermedad transmitió el virus a su pareja. Sería el primer caso de contagio de zika dentro del país.

El Ministro de Salud Lemus aclaró “la Organización Mundial de la Salud ya había presentado esta posibilidad, están en estudio casos de posible transmisión sexual de zika en otros países” y el funcionario insistió en que el mosquito Aedes aegypti sigue siendo la principal forma de propagación del mal. Más de una veintena de países y territorios, en su mayoría de Latinoamérica, son zonas de riesgo de contagio por zika, transmitido por el mismo mosquito que transmite el dengue y el chikungunya.

El aumento en los casos de dengue y ahora de zika en nuestros país se inscribe en el marco del enorme ajuste económico del gobierno de de Mauricio Macri, devaluación mediante, aumento de tarifas, despidos brutales en la administración pública y en el sector privado y constante cierre de programas sociales y achique del estado.
Ahora las autoridades nacionales reconocen que en los próximos días se van a registrar más casos y todavía no se registran políticas concretas para evitarlo.

Cada vez queda más claro el vacío de gestión del Gobierno ante lo que es una epidemia que los grupos mediáticos se esfuerzan por ocultar. En este caso una voz oficial reconoció que en las próximas semanas se verá un aumento de casos. Así lo sostuvo el Director de Epidemiología de la Nación, Jorge San Juan “la aparición de enfermos va a aumentar, vamos a tener dengue, zika y chikungunya, aunque estos dos últimos todavía no tenemos como algo viral”. En tanto todavía brillan por su ausencia las campañas de prevención sobre las enfermedades que se propagan por los mosquitos.

En vez de hablar de formas de prevenir la propagación, San Juan afirmó que “evidentemente esto va a ir aumentando en los próximos meses con un pico en Semana Santa y vamos a tener epidemia hasta el mes de mayo”.

Para dar algún tipo de trabajo al respecto, el Ministro de Salud, Jorge Lemus, viajará a Misiones y Corrientes para recorrer hospitales y reunirse con sus pares provinciales. Es alarmante el silencio del ministerio en cuanto a la información y el verdadero estado de situación de la epidemia.

Cabe recordar que en medio de la complicada situación, en el Ministerio de Salud de la Nación se produjeron despidos masivos, al igual que lo que sucede en otras dependencias.

Sanitaristas resaltan la importancia de “no desfinanciar al Estado y tener más políticas para atender epidemias”
El médico sanitarista, José Carlos Escudero, habló sobre el abordaje preventivo de las epidemias que afectan al país y el rol que debe cumplir el Estado. También alertó sobre la vulnerabilidad alimentaria de la población que puede verse afectada tanto por el dengue, como por el zika.

Escudero afirmó que “el Estado Argentino se está retirando del campo de la salud, el Presidente Macri acaba de desfinanciar al Estado haciendo una gran transferencia de recursos a los productores y exportadores de soja”.
Al sostener que el gobierno no cobra impuestos y beneficia a ese sector, sostuvo que con esta modalidad “no va a haber plata para el espolvoreo de viviendas o de espacios contra el dengue, para atender enfermos o para hacer cualquier cosa”.

Aseguró que el desfinanciamiento llevará a una sociedad con salud pública más débil “porque quienes sufren son los más pobres” quienes no pueden pagar una medicina prepaga y “son los que tienen los peores estados de salud y mueren antes”. 

Al señalar que la situación “está por encima de la sumatoria de los gobiernos provinciales”, responsabilizó al Estado federal de fijar las políticas impositivas y las transferencias de unos sectores a otros.
Con respecto al cuidado del medio ambiente señaló que “a nivel planetario hay que evitar el calentamiento global” y remarcó que el país más responsable de este flagelo es Estados Unidos.

En cuanto a la salud de la población y los cambios en los hábitos alimenticios que deterioran su “mecanismo inmunológico” dijo que esto los hace más vulnerables ante el dengue o cualquier otra enfermedad infecciosa.
En este sentido aconsejó: “que la gente coma comida de calidad, que haya menos pobres, que la capacidad de compra no se deteriore, que es lo que está sucediendo en la Argentina de hoy”.

Destacó el trabajo de Brasil respecto al zika, señalando que “están movilizando al ejército, lo cual es correcto, porque hay que movilizar el aparato del Estado y las voluntades populares para combatir esto”.
“No se trata de decir somos todos culpables o depende de nuestra voluntad que no haya epidemia, eso hace zafar de responsabilidad al Estado”, remarcó.

Consultado sobre qué es el zika y cómo afecta a las mujeres embarazadas dijo: “una de las consecuencias es generar microcefalia en los fetos, algunas mujeres van a abortar y las que no lo hagan van a tener fetos que son inviables, con una daño cerebral mucho mayor que el que da el dengue”, sentenció.

Ahora mismo se están produciendo nuevos despidos en el propio Ministerio de Salud, y la alarma sobre esta epidemia suena nuevamente: cabe preguntarse, realmente la culpa es del virus, la culpa es del mosquito? ….. hoy más que nunca la respuesta parece estar contenida en esta famosa sentencia de Ramón Carrillo, primer Ministro de Salud y sanitarista, quién afirmó rotundamente : “Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la angustia, la tristeza y el infortunio social de los pueblos, los microbios como causas de enfermedad son unas pobres causas”