justicia (1)

Especialistas con vasta experiencia en el campo de los derechos de la infancia presentaron un «Amicus Curiae» en el Juzgado de Familia Nro 5 de San Isidro, en el cual se solicita la tenencia de los niños de Rosana Galliano a favor de sus familiares maternos.

María Elena Naddeo, Docente especialista en Niñez y Género; Diana Galimberti, Médica ginecóloga, ex Directora del Hospital Alvarez; Liliana Hendel, Docente UBA, Psicóloga, Periodista especialista en niñez y género y Coordinadora de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género en Argentina; Nora Schulman, Directora Ejecutiva del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención de los Derechos del Niño; y Fabiana Tuñez, Directora Ejecutiva y Cofundadora de “La Casa del Encuentro”, presentaron el pedido al juzgado.

Galliano, fue asesinada en 2008 de cuatro balazos y actualmente sus hijos están en tenencia de Rosa Aguilar, abuela de los niños e instigadora del crimen que se benefició con prisión domiciliaria por su avanzada edad, junto a su hijo José Arce a quien se le otorgó el mismo beneficio. Los niños viven en la casaquinta, El Remanso, propiedad de Arce, obligados a convivir con los asesinos de su madre en el mismo lugar donde ocurrió el brutal asesinato.

Cabe mencionar que la familia materna pide la tenencia de los niños desde el día del asesinato, garantizando un contexto más adecuado en todo sentido dada la presencia de primos, tíos, tías y una pareja de abuelos que los aman y que en la actualidad están obligados a un sistema de régimen de visitas escaso en horas y quincenal.

En la presentación, las especialistas en derechos de niños y niñas detallaron los acuerdos internacionales y leyes nacionales vigentes que resguardan los derechos de los hijos de Rosana Galliano.

El texto señala que: … “el crimen femicida no solamente destruyó la vida de Rossana Galliano, también ofendió y vulneró seriamente los derechos de los niños privándolos del afecto y del vínculo materno, principal en sus vidas dadas las características de disponibilidad amorosa de ella para con sus hijos. Ello constituye en si mismo una forma extrema de violencia hacia los niños, y debería desestimar cualquier forma de vinculación o convivencia familiar entre victimarios y víctimas, por lo menos hasta que estos sean mayores de edad.”

La presentación del Amicus tiene como finalidad conmover la decisión del Juez a cargo de esta cuestión y brindarle los elementos legales locales e internacionales disponibles. “Sólo queda esperar que la justicia reflexione y tome en consideración las opiniones y aportes de quienes, si bien no forman parte del proceso, poseen un interés legítimo en el modo en que se resuelva.” Señalan las especialistas impulsoras de la iniciativa.

Constituye una arbitrariedad juridica insostenible e inexcusable que los hijos de Rosana Galliano estén conviviendo con quienes fueron condenados a cadena perpetua por su asesinato, por su femicidio.

Las más elementales normas de protección de la infancia y de ética social y jurídica están siendo violentadas con esta inexplicable El interés superior de estos niños debe regir cualquier decisión judicial y/o administrativa que los involucre, ya sean tanto cuestiones de familia -como su guarda o tenencia- como decisiones penales que al disponer la prisión domiciliaria de estos asesinos, no toman en consideración que terminan condenando a sus víctimas a convivir con ellos.

No es la primera vez que esto ocurre, sostiene María Elena Naddeo, por eso también se esta impulsando una modificación del Código civil, a partir de una propuesta de Fabiana Tuñez y Ada Rico de la Casa del Encuentro, por la cual se establece la eliminación de la patria potestad o de la responsabilidad parental a los autores de femicidio.

De todas maneras, sostiene María Elena Naddeo, que con las actuales normas de resguardo contenidas en la legislación de infancia y en el código civil actual, el Juzgado Nº 5 de San Isidro esta en condiciones de otorgar la custodia de los niños a sus abuelos y tíos maternos.

Una elemental noción de justicia. Las organizaciones de mujeres especializadas en este tema y las autoras del Amicus están reclamando con urgencia esta medida, y se preparan para movilizarse próximamente al Juzgado.