Es la pregunta con que Álvaro García Linera inició su intervención en las impresionantes y conmovedoras jornadas que llevaron adelante en la provincia de Santiago del Esterothumbnail_alvaro-garcia-linea-en-santiago la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), la Universidad Nacional de la provincia (UNSE) la Cátedra Libre Pensar Nuestra América perteneciente del Centro para la Innovación Educativa (CIE) y la activa participación del MOCASE (Movimiento campesino de Santiago del Estero).

Por María Elena Naddeo

En el precioso FORUM instalado en la vieja estación del ferrocarril, más de 2500 participantes recorrieron y participaron en los paneles teóricos, académicos, en los debates posteriores y en la asamblea de pueblos y delegados de los pueblos originarios con activa vitalidad e interés.

El 2° Foro Internacional “Horizontes de la Educación en Nuestra América” tuvo la particularidad de ser auspiciado por el PARLASUR, con lo cual la presencia de los y las diputadas enmarcó las ponencias sobre las fuertes contradicciones que vive América Latina. Daniel Filmus, Julia Perie, Ana María Corradi, Fernanda Gil Lozano, Mario Metazza, diputados y diputadas del Parlasur, analizaron las dificultades existentes que atraviesan la región a partir de la ofensiva del neoconservadorismo y el hostigamiento al propio funcionamiento del Parlasur.

Coincidieron en remarcar el cambio estratégico en la política internacional de Mauricio Macri desconociendo los acuerdos con los países de la Patria Grande para volcarse nuevamente a fortalecer los vínculos con el gobierno norteamericano y sus aliados en la Alianza del Pacifico.

Algunos de los especialistas invitados como Alejandro Aguad desde el derecho y Pablo Gogna desde la sociología y los medios de comunicación hicieron un balance del camino de ampliación de derechos recorrido en el continente y en Argentina en particular. Incluyeron reflexiones críticas sobre el alarmante proceso de recuperación de la derecha en varios países de la región, y señalaron:
* porque los procesos políticos son contingentes, precarios, las transformaciones del Estado deben pensarse más allá del aparato estatal, deben apoyarse en los procesos sociales
* el estado no solamente debe tener un rol regulador o impulsor de políticas públicas sino de generador de nuevos modelos productivos
* revisemos los proyectos y elaboremos un proyecto integral de reforma constitucional para instalarlo como programa de lucha mirando hacia el 2019.

Impresionó al auditorio un representante de la comunidad diaguita y estudioso de la doctrina y del paradigma del Buen Vivir, que haciendo una valoración positiva del camino recorrido de ampliación de derechos marcó la profunda contradicción entre un modelo que impulsó el acceso a los derechos a través de la Asignación universal por hijo, la obra pública con un financiamiento extractivista generador del despojo permanente de las tierras indígenas y la existencia de un poder judicial represivo y conservador.

El Foro contó con una nutrida representación de los pueblos originarios, que desarrollaron una asamblea en la que se discutió la problemática de cada comunidad, propuso y reclamó la unión de las comunidades y criticó la posición del dirigente Qom Félix Díaz.
Entre los múltiples representaciones de Tobas, Quichuas, Wichis, Tonocotes, Vilelas, y demás pueblos originarios, el Mocase VC (Movimiento Campesino de Santiago del Estero vía campesina) denunció el hostigamiento de empresarios los cuales, a pesar de haber sido acusados del asesinato de dos de los integrantes de su comunidad, continúan con el propósito de adueñarse de las tierras que les pertenecen para negocios sojeros.

Ángel Strapazzon del Mocase participó de la mesa de escenarios educativos cuyos integrantes coincidieron en la necesidad de repensar la escuela y de impulsar la participación activa de las comunidades en el diseño de sus contenidos. Y en que es preciso discutir la «calidad educativa, ya que la cultura escolar como se conoce, encubre racismo, clasismo y la única manera de romper con esa concepción educativa es con inclusión», tal como reflexionó el director del doctorado de la Universidad de Santiago del Estero (UNSE), José Yuni.

A lo largo de las jornadas, también fue protagonista la figura de Milagro Sala, detenida en Jujuy junto a sus compañeros de la agrupación Tupac Amaru. En varias mesas de debate, se exhibió el cartel con la imagen de la líder comunitaria y la bandera de la Agrupación, los cuales recogieron la solidaridad y el reclamo por su libertad.
Álvaro García Linera- sus palabras –

El vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia participó como invitado especial para recibir el título de Dr. Honoris Causa de la Universidad. También recibió el título de Socio Honorario de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos. Fue acompañado por sus padrinos Atilio Borón y Daniel Filmus, quienes pronunciaron discursos inolvidables sobre la trayectoria de Linera, como luchador político, pensador y teórico marxista.

El “Acto solemne” tal como anunciaba el rectorado de la Universidad Nacional de Santiago del Estero, se convirtió en una conmovedora asamblea en la cual un público desbordante de militantes populares y estudiantes comprometidos con su tiempo, escuchaban y tomaban como propias muchas de las reflexiones del compañero vicepresidente.

“Qué está pasando en el Continente? ¿Hay cambios en el sentido del mal?” pregunta García Linera y analiza con plena rigurosidad y valoración positiva los cambios sociales y económicos realizados en estos 10 o 15 años de construcción de un Estado social. “Sin embargo estamos en un retroceso, tenemos resaca…”
Apela a Hegel primero para decirnos que es necesario encontrar las explicaciones necesarias para comprender. “¿Por qué llegamos a este punto?” y afirma con énfasis que es preciso abandonar la explicación fácil de “fin de ciclo”, argumento ya escuchado cuando cayó el Muro de Berlín o en los 90 haciendo inevitable el ajuste estructural, lo cual pudimos comprobar, “era mentira”.
Y ubica entre las causas del retroceso, la crisis económica mundial del 2013/2013 por la cual hay menos ingresos en nuestras economías. Linera incorpora una fuerte autocritica, y señala la falta de previsión de los gobiernos populares sobre los flujos internacionales que es preciso soportar, no haberle dado suficiente importancia a la economía. Y nos dice:
“Es preciso no solamente mantener activos los procesos productivos, es necesario transformarlos”.
Repiensa la articulación entre los distintos grupos sociales que apoyan y son el soporte de los gobiernos populares. “Tenemos construido un bloque de clases plebeyas, nuestro núcleo progresista de irradiación, es preciso no abandonar a las otras clases sociales pero al mismo tiempo hay que sostener la fuerza propia. Las otras clases sociales te abandonan rápidamente, el ejemplo es Brasil”

E insiste en uno de los temas centrales de los procesos emancipatorios: “No puede haber victoria sin previa revolución cultural simbólica, es preciso ganar el sentido común”.
Y no descuidar la construcción político social: “Priorizamos la gestión de gobierno, y fueron debilitados los espacios sindicales académicos, sociales”
“Las clases medias despolitizadas poseen un sedimento ideológico conservador heredado por siglos es el “preconciente” de la sociedad.” Allí se disputa la batalla cultural.
“Y está el tema del patrimonio moral, la fuerza moral, la transparencia, es la fuerza gravitacional que transforma la conciencia social. Un gobierno progresista tiene que ser incorruptible. “
“Tendríamos que haber creado estructuras interregionales más firmes. Con acuerdos y mecanismos económicos más estables. Todavía somos dependientes de la tecnología y el capital financiero extranjero.”

¿QUÉ QUEDA AHORA?
LUCHAR
VENDRÁ UNA NUEVA OLEADA
Las fuerzas conservadoras no tienen horizonte, reciclan el pasado. Y cuando la nueva oleada llegue nos encontrará enteros, indoblegables, incorruptibles.

A modo de conclusión:

Las Jornadas de Santiago de Santiago del Estero sin duda constituyen un evento trascendente e inolvidable para quienes participamos. En principio por la constatación del profundo trabajo de articulación entre la Universidad, la APDH y el MOCASE. En esto quiero celebrar con el Dr. Antenor Ferreyra, presidente de la regional APDH y sus compañeros esta iniciativa.

La presencia de los pueblos originarios, en especial de delegadas del MOCASE de los pueblos vilela, tonocote, quichuas, quienes hablaron en concreto de los mecanismos discriminatorios, del encubrimiento de las culturas y de sus lenguas. “Mi madre no quería que habláramos nuestra lengua, porque estaba mal vista, por eso hemos perdido su habla, su escritura, ahora estamos trabajando con nuestras abuelas que la recuerdan” decía una de las panelistas, Beatriz Coronel. Y la denuncia del brutal despojo del cual son objeto en las tierras de la comunidad por empresarios que siguen lucrando por encima de los derechos y el bienestar de las familias campesinas.

Subordinación de clase, de etnia, de género. Las variables de la discriminación y la opresión estructural que estudiamos e intentamos superar en cada acción militante, recorrieron las Jornadas con una presencia real y emblemática. Y las palabras de García Linera sosteniéndonos en el proyecto emancipatorio, revolucionario para Nuestra América, nuestra región.